Información de Contacto

icon_widget_image Lunes a Jueves: 9:00 a 18:00hs y Viernes: 9:00 a 15:00hs icon_widget_image C/ Almagro, 22 4ª planta 28010 Madrid icon_widget_image +34 91 391 5270 +34 91 391 5271 icon_widget_image consultas@recuperacion.org comunicacion@recuperacion.org

PROGRAMA DE TRABAJO 2022 DE LA COMISIÓN EUROPEA

Qué papel tendrá el reciclaje en la recuperación poscoronavirus

La Comisión Europea establece en su programa de trabajo 2022 las líneas maestras de sus actuaciones para recuperar la senda del crecimiento tras el impacto económico causado por la COVID-19. El reciclaje será uno de los ejes para esa transformación verde y digital

“Nuestra Unión está saliendo de una crisis sin precedentes. Frente a una serie de acontecimientos mundiales devastadores, hemos demostrado que actuando juntos, unidos y con gran ambición, podemos hacer frente a los retos más difíciles y ofrecer soluciones a los ciudadanos europeos”. Con esta declaración de intenciones inicia Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, la presentación del programa de trabajo para 2022.

El documento aborda los grandes retos que se le presentan a Europa para recuperar la senda del crecimiento, sin dejar de lado las seis grandes metas establecidas por la Comisión Europea (CE): el Pacto Verde Europeo, una Europa adaptada a la era digital, una economía que trabaje para las personas, una Europa más fuerte a nivel mundial, fomentar el estilo de vida europeo y un nuevo impulso a la democracia europea.

¿Qué papel jugará entonces la recuperación y el reciclaje de residuos en esta época poscoronavirus?  Para la CE, uno clave, sin duda, como ya anticipó el novedoso “paquete Fit for 55” para cumplir los objetivos fijados en la innovadora Ley del Clima de forma económicamente sostenible y socialmente justa.

Además, avanza la Comisión, los elevados precios de la energía registrados recientemente también confirman la necesidad de una transición limpia y de disminuir la dependencia de la UE de los combustibles fósiles.

Para acelerar esa transformación de la que habla la CE, se desglosan algunas de las principales líneas del Pacto Verde Europeo. “La Comisión continuará su camino para convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro del mundo para 2050”, explica el programa y, para ello, “vamos a proponer un marco normativo para la certificación de las absorciones de carbono, para ampliar el uso de la absorción de carbono sostenible y para crear un nuevo modelo de negocio que recompense a los administradores de tierras por tales prácticas”.

REDUCIR EMISIONES

Además, “revisaremos las normas sobre emisiones de CO2 para los vehículos pesados y estableceremos un marco legislativo para la medición armonizada de las emisiones del transporte y la logística con el fin de apoyar la transición hacia una movilidad sin emisiones”. Sin olvidar, un repaso a “las normas de la UE sobre gases fluorados de efecto invernadero para seguir reduciendo sus emisiones y garantizar el cumplimiento de los compromisos internacionales”.

“Los bonos verdes desempeñarán un papel cada vez más importante en la financiación necesaria para la descarbonización de nuestra sociedad, como parte del Plan de Inversiones para una Europa Sostenible”, se detalla en el documento.

Entrando de lleno en el terreno de la gestión de residuos, la CE confirma un seguimiento del plan de acción de contaminación cero, en particular en el ámbito de la gestión integrada del agua, “para hacer frente a los contaminantes de las aguas superficiales y subterráneas, y de la calidad del aire del ambiente, para ajustar las normas a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Además, propondremos medidas para restringir la incorporación de microplásticos a los productos y reducir su liberación al medio ambiente”.

En este sentido, el equipo de von der Leyen abordará “los retos de sostenibilidad de los plásticos biodegradables y compostables y determinaremos en qué casos podrían ser beneficiosos para el medio ambiente”.

También se revisará la legislación sobre clasificación, etiquetado y envasado y se seguirá trabajando en una revisión específica del reglamento REACH para proteger mejor la salud humana y la naturaleza.

Además de las iniciativas relativas a una Política de Productos Sostenibles, la Comisión pretende reforzar el derecho de los consumidores a reparar los productos a precios justos. “Esto ampliará la vida útil de los productos y, por tanto, fomentará los objetivos de la economía circular”, afirma.

FINANCIACIÓN EXTERNA

“Movilizaremos recursos para garantizar una transición verde, que sea justa y equitativa desde el punto de vista social e internacional: junto al Fondo de Transición Justa y el propuesto del Fondo Social para el Clima, vinculado a la ampliación del comercio de carbono al transporte y la vivienda, duplicaremos la financiación externa para la biodiversidad y contribuiremos de forma significativa a la financiación del clima para los países menos desarrollados y los más vulnerables a los efectos del cambio climático”, concluye.

MEDIDAS CONTEMPLADAS EN REFERENCIA AL PACTO VERDE EUROPEO (ANEXO I. Iniciativas nuevas)
  1. Economía circular. Iniciativa sobre el derecho a la reparación (legislativa).
  2. Paquete de medidas sobre el plástico:
  • Marco estratégico para los bioplásticos y los plásticos biodegradables y compostables (no legislativa).
  • Restricción de los microplásticos (no legislativa).
  • Medidas para reducir la liberación de microplásticos en el medio ambiente (legislativa).
MEDIDAS CONTEMPLADAS EN REFERENCIA AL PACTO VERDE EUROPEO (ANEXO II. Iniciativas REFIT)
  1. Revisión-Restricción del uso de sustancias peligrosas en la electrónica. Esta revisión reforzará y simplificará la legislación a fin de proteger mejor a los ciudadanos y al medio ambiente frente a las sustancias químicas peligrosas, entre otras cosas, teniendo en cuenta la transición hacia un proceso de «una evaluación por sustancia» y garantizando una mayor transparencia a la hora de dar prioridad a las medidas destinadas al tratamiento de las sustancias químicas, así como fomentando la innovación con vistas al desarrollo de alternativas seguras y sostenibles, como se destaca en el Pacto Verde Europeo.

La revisión tendrá por objeto reducir la carga administrativa relacionada con el proceso de exención.

  1. Propuesta horizontal de reasignación a las agencias de la UE del trabajo técnico y científico de la UE sobre sustancias químicas. Se trata de una iniciativa de racionalización que centraliza en las agencias de la UE las responsabilidades asociadas al trabajo científico y técnico sobre sustancias químicas, actualmente dispersas entre una serie de agentes (comités científicos, consultores, servicios de la Comisión), sobre la base del principio de “una sustancia, una evaluación”.

Esta propuesta reducirá las cargas que pesan sobre los interesados, ya que centralizará el trabajo científico y técnico sobre sustancias químicas en las agencias de la UE. La propuesta también reducirá la carga que soportan las instituciones de la UE (la Comisión y las agencias), ya que el recurso a los conocimientos técnicos de las agencias en la evaluación de la seguridad de los productos químicos en lugar de los de los comités y consultores ad hoc dará lugar a sinergias y mejoras de eficiencia.

  1. Revisión de la Directiva sobre vehículos al final de su vida útil y de la Directiva relativa a la homologación de los vehículos de motor. La revisión promoverá un enfoque más circular, al vincular los aspectos relacionados con el diseño con el tratamiento al final de la vida útil de los automóviles, teniendo en cuenta las normas sobre contenido reciclado obligatorio de determinados materiales de los componentes y mejorando la eficiencia del reciclado. La fusión de las dos Directivas en un único instrumento que abarque todo el ciclo de vida del sector del automóvil aportará claridad jurídica a los operadores económicos y a las administraciones, frente a la situación actual, caracterizada por un enfoque fragmentado: los automóviles están cubiertos por la Directiva 2005/64/CE en el momento de su comercialización, mientras que, al final de su vida útil, entran en el ámbito de aplicación de la Directiva 2000/53/CE. Pasar a utilizar herramientas en línea y aplicar soluciones digitales contribuirá a reducir cargas administrativas evitables, en particular las relacionadas con las obligaciones de notificación u otros procedimientos, como los sistemas de matriculación y de baja en el registro y de notificación de vehículos. A este respecto, la revisión de la Directiva tendrá por objeto mejorar la viabilidad operativa y la aplicación de la Directiva y optimizar las cargas administrativas mediante un mejor uso de las soluciones digitales y la coherencia con otras políticas y legislación sectoriales basadas en un enfoque que tiene en cuenta el ciclo de vida.
Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies.    LER MÁS
Privacidad