Siguenos en:








30/01/2017

FER solicita a los Ministerios de Interior y Medio Ambiente y a las CC.AA. la reducción urgente de las cargas administrativas a los gestores de residuos

FER ha informado que las cargas administrativas que impone la Administración a los gestores de residuos pone en serio riesgo la viabilidad de las empresas que se dedican a la conversión de residuos en recursos en España.




También se ha enviado una nota de prensa a los medios de comunicación denunciando la situación que sufren los gestores.

Pese a todos los llamamientos realizados por parte de la Administración General del Estado, de la OCDE y de la Unión Europea –por ejemplo, el pasado 14 de julio el Ministerio de Hacienda y las patronales CEOE y CEPYME firmaron el octavo convenio de colaboración para la reducción de las cargas administrativas que soportan las empresas–, tristemente, en el ámbito de la gestión de residuos la carga burocrática es cada vez mayor.

Además, en las últimas normas y adaptaciones legislativas de importancia en el ámbito de los residuos no solo no se reducen esas cargas, sino que se incrementan exponencialmente. Tal es el caso del Real Decreto 110/2015 de RAEE y su extraordinariamente profuso y complejo archivo cronológico, así como de la reciente aplicación del Real Decreto de traslado a los traslados internos de residuos realizados dentro de las CCAA.

En el informe enviado se han analizado los costes derivados de las cargas burocráticas y administrativas para las empresas, que se traducen en un elevado número de horas de trabajo por parte del personal, y supone un elevado coste para las empresas. Sin olvidar que el trabajo de las empresas recuperadoras no es el de reportar datos, sino el de gestionar adecuadamente los residuos, por lo que estos gastos suponen una carga impuesta.

También se han solicitado soluciones urgentes, como por ejemplo desarrollar un registro único para satisfacer las necesidades de información de las diferentes Administraciones. Medida que ya estaba incluida en la Ley 22/2011 de residuos y que todavía no se ha desarrollado.